Desafío al tiempo y espacio

El hombre tiene muchas ansias de superar a la naturaleza y las limitaciones que brinda.

Obviamente esto es posible gracias a la ciencia y a los metodos que se lograron con el paso de los años. Convengamos que la fantasía y la ciencia ficción son los relatos que movilizan alguna de las cuestiones que más nos hacen pensar e ilusionar con una mejor calidad de vida.

Al leer sobre el teletransporte y la curiosidad que nos genera, hay que tener en cuenta que antes de llevar a la realidad esa ilusión, tenemos un limite que está puesto en nuestro fisico, la razón y nuestra forma de ser.

¿Qué efectos tendría teletransportarse en el cerebro?.

Bueno, esta nota brinda un poco de luz sobre esa pregunta.

belen-esteban-teletransporte

No tenemos una respuesta definitiva, pero Arne Ekstrom, profesor de neurociencia en la Universidad de California – Davis, y su equipo acaban de publicar el primer estudio sobre el tema. Su equipo viene utilizan este tipo de datos electroencefalográficos para estudiar cómo aprendemos a movernos por lugares y rutas, cómo los memorizamos y cómo los recordamos posteriormente.

El problema es que estás ondas, por su localización, son muy difíciles de detectar con precisión. La solución ha sido bastante radical (y creativa, si me permiten decirlo) consiste ‘utilizar’ como sujetos a pacientes de un grave forma de epilepsia que tenían electrodos implantados dentro del cerebro. Estos electrodos, que forman parte de otra investigación, permitirán saber donde se inicia la actividad epiléptica con una gran precisión.

El experimento era sencillo. A los participantes, se les solicitaba que navegaran a través de un paisaje urbano en la pantalla de ordenador. En ciertos puntos,entraban en un teletransportador con el que saltaban a otra posición. Durante el teletransporte, la pantalla se quedaba en negro durante un periodo de tiempo aleatorio.

Los resultados han encontrado que, aunque cambiaba el ritmo, el teletransporteno interrumpía las ondas cerebrales. Esto es interesante porque, pese a que indican que las ondas no están (al menos, no necesariamente) dirigidas por datos externos sino por la memoria y el proceso de aprendizaje. Evidentemente es una simulación. No sabemos que pasará en un teletransporte real pero con este experimento empezamos a estudiar la posibilidad de desconectar al cerebro del contexto en el que se encuentra.

link: http://www.xataka.com/investigacion/sobreviviria-nuestro-cerebro-al-teletransporte

La ciencia ficción se ha hecho cargo en el cine de este tema. Recordemos esta gran película. The fly (1985), entre otras.

fig-3-the-fly-1986

La ilusión de viajar está cada vez más cerca… Esperemos poder viaajar pronto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s