Entrevista laboral: Consejos para un importante momento

Si hay algo muy importante al momento de dar un paso en el mundo laboral es cuando llegamos a una entrevista laboral. Mucho se especula con las señales que hay que dar o como presentarse ante el futuro empleador.
entrevista laboral

Esta infografia sirve para ver alguna de los típicos errores que cometen los postulantes. Una serie de factores que, aunque parezca mentira, mucha gente no tiene en cuenta. Las personas que entienden la situación de pasar un momento sin trabajo o cambian constantemente de trabajo para tener posiciones mejores saben los secretos para causar una mejor impresión.

Pero aún así, no hay una garantía para tener éxito. Obtener Un trabajo depende de un montón de factores y de valores que es dificil que solamente con esto alcance.

Por eso, repasaremos para las personas que no conocen, algunos consejos para que no cometan los errores más básicos.

El movimiento “nervioso” – La SEGURIDAD es clave

tic

Situación: la persona llega a la entrevista, se sienta a esperar. Otea el panorama, recorre con la vista la oficina y la ansiedad comienza a aumentar. En esos momentos, los nervios pueden jugar una mala pasada y el movimiento de manos aumenta. Si esto sucede, ese constante devenir de los extremos puede trasladarse a la entrevista, con las consecuencias

No tocar demasiadas veces el rostro, frotarse las manos o los dedos entre sí, jugar con los dedos y con los pies, juguetear con objetos que se tengan a mano, y otros por el estilo, son actos no verbales que comunican ansiedad, y poca capacidad de controlarla.

Parece una pavada pero demuestra la falta de solidez al momento de enfrentar una situación dificil o desafiante. Esto aplaca a los entrevistadores y sembran dudas.

El saludo – Ni tan firme, ni tan débil. Seguro

200411973-001

Para muchos puede parecer un detalle menor. A fin de cuentas, es solo un segundo, una introducción a lo más importante que está por venir: el intercambio. Pero, el saludo es más una formalidad que un trámite. ¿Quién no recuerda a una persona que apretó demasiado fuerte o muy débil?

Un apretón de manos débil puede ser una señal de inseguridad, mientras que uno fuerte puede ser visto como arrogante. Aunque pueda parecer irrelevante, un saludo torpe dejará una impresión duradera en el entrevistador. Lo recomendable es que sea firme.

Las cuestiones de protocolo siempre sirven. Como la apariencia, la primera impresión en el saludo es vital para aprovechar esos pocos minutos de conocimiento mutuo.

Contacto visual – Sin evadir, sin mirar atónito.

Llega el momento de sentarse frente al entrevistador. ¿A dónde mirar?, ¿directo a los ojos durante toda la charla?, ¿divagar por la habitación? A muchas personas el cruce de miradas los incomoda. ¿Por qué sucede?

“Lo principal es que debemos mirar en forma directa al rostro de los interlocutores, pero no hacerlo a los ojos, salvo cuando deseamos marcar un punto importante, ya que de otra manera podríamos resultar invasivos”.

No se debe ir al otro extremo y evitarlo durante todo el encuentro: “Tener una tasa de contacto ocular demasiado baja puede ser interpretada como introversión e inseguridad, pero habría que pensar que muchos profesionales son excelentes en sus materias a pesar de su introversión o falta de ‘soltura social'”.

Sobre la postura – Hecho y derecho

Nuevamente, no es algo que sea decisivo, pero tengan en cuenta lo siguiente: una persona que sale de noche y se viste como si fuera a jugar al fútbol, es un desubicado, ¿no? Lo mismo sucede para una entrevista laboral, debe ir vestido acordemente. Bueno, la posición del cuerpo puede la misma calidad de información, puede decir mucho acerca de la conducta en general.

No es lo mismo inclinarse hacia adelante, que para atrás. En ese sentido, “tirarse” hacia atrás puede ser visto como un gesto de pereza, arrogancia o hasta demostrar poco interés por el diálogo. Encorvarse tiene una lectura similar. Por otro lado, inclinarse demasiado hacia adelante puede ser visto como un aspecto invasivo, agresivo.

Lo ideal es sentarse de manera erguida, mantener la espalda recta y no encorvarse, aunque tampoco hay que parecer un robot. En lo posible se debe inclinar levemente hacia adelante, para dar la sensación de interés por la conversación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s