Como ¿cambia? todo

El 85% de los argentinos consume alimentos congelados

 

Las mesas argentinas ya no son lo que eran. Tradicionalmente asociada al consumo de carne bovina, la gastronomía vernácula también incorporó masivamente el pollo y no duda en recurrir a los alimentos congelados como una solución rápida y eficiente. Las revelaciones de estos cambios de hábitos surgen de un informe realizado por la Consultora W, que abordó diversos ejes para dar cuenta de qué consumen los argentinos, qué priorizan y cómo observan la conservación de los alimentos. Si bien respecto de la evolución en el consumo de carne vacuna, el 44% declaró que se mantuvo igual, el 60% de los encuestados indicó un crecimiento en el consumo de pollo. En tanto, las ensaladas figuraron en un 78% de las perferencias, mientras que el arroz apareció con 70%. Entre otros alimentos, las pizzas alcanzaron un 68%, las empanadas un 54% y las hamburguesas de carne un 46%.Además, los guisos se alzaron con un 43% y las sopas con un 41%, seguidas por las papas fritas con un 39%, la salchichas con un 33% y alimentos pre-elaborados en un 21%. Pero si durante 2014, Argentina tuvo un récord en el consumo de carnes (conjunto integrado por la carne vacuna, el pollo, el cerdo y el pescado), el estudio “La mesa de los argentinos” analizó cuáles fueron las preferencias respecto de estos alimentos durante 2015. Además de las preferencias respecto de las carne vacuna y del pollo -el 83% indicó un consumo regular de ambos alimentos-, el 47% indicó que consume pescado y el 46% consume carne de cerdo de manera regular.

El consumo de pollo ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos 35 años, con un aumento del 359% en el consumo per cápita anual. Esto lo ha llevado a ser uno de los 3 alimentos más presentes y uno de los pilares esenciales de la mesa de los argentinos en 2015. Entre sus principales atributos, es percibido como un producto que se puede guardar en el freezer (81%), les gusta a todos (55%), es rico (54%), es nutritivo 53%), es sano (47%), y es más económico (45%).

En ese contexto, el pollo congelado está adquiriendo un rol relevante: e 53% de los argentinos consume habitualmente algún tipo de congelado depollo, emergiendo como un “aliado” de la nueva familia, de los hogares nano y de la mujer equilibrio: son prácticos, fáciles de hacer y salvan del apuro.

Aquellos que consumen algún tipo de congelado de pollo lo hacen en promedio 1,6 veces por semana.

A veces se quiere buscar cambios donde no hay.

Es cierto que comemos menos carne, ahora tambien pienso que hay una cierta búsqueda con quedarse con imagenes de lo que pensamos que fue el pasado. Como sucede con la vida del barrio o la cancha, no puedo hablar una vida que no vivi, es cierto. Tampoco el mundo era un lugar tan hermoso antes, y ahora es tan horrible, o viceversa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s